Imprimir

Instrucciones

Instrucciones

¿Cómo debe utlizarse el CD de relajación progresiva?

 

Al principio es mejor practicar con las relajaciones de 40 minutos, pues son relajaciones lentas y son muy seguras, pues van poco a poco relajándote, y sin darte cuenta entras en un grado profundo de relajación.

Después, cuando ya se tiene más experiencia, y ya uno se relaja con más facilidad, se pueden practicar relajaciones de 20 minutos.

Todo el mundo puede aprender a relajarse, como todo el mundo puede aprender a nadar, o a ir en bicicleta. 

Hay personas que tienen más facilidad que otras para la relajación; es un don, como el que sabe pintar, o el que tiene facilidad para la música, o para el deporte. Es una condición de nuestro cerebro; que no se sabe si uno tiene facilidad hasta que no la practica.

Pero primero, para practicar la relajación, hay que escuchar el CD, como si fuese una radio, como si escuchásemos música, despiertos, para ver lo que decimos en toda la relajación, y saber lo que esa relajación pide.

Una vez que ya sabemos, y hemos escuchado el CD, hay 2 formas de practicar relajación:

 

1. RELAJACIÓN CON OJOS ABIERTOS

Una, que es más superficial, es escuchándolo cuando vamos a pasear, o cuando estamos en casa haciendo una actividad que no requiere mucha concentración; simplemente escucharlo, como se escucha la radio; y es una relajación que nos ayuda, y hace que entremos en un estado de pensamiento interno sobre este tema.

 

2. RELAJACIÓN CON OJOS CERRADOS


Otra manera de practicar relajación, mucho más profunda, es sentarnos o acostarnos en una posición cómoda, cerrar los ojos; y una vez que ya sabemos todo el proceso de la relajación, nos dejamos llevar y vamos viendo que progresivamente se van durmiendo los músculos del cuerpo; notaremos que hay unos músculos que se duermen más que otros; incluso puede ser que notemos como picores, o notemos como que se queda dormido y no lo podemos mover; esto es buena señal de que se está produciendo la relajación automática.

 

Finalmente con la práctica, se convierte en algo natural, y que nuestro cuerpo y nuestra mente nos lo agradecerán.